h1

Louis Slotin

septiembre 24, 2007

SlotinUn profesor mío decía: “la ciencia avanza a base de crear lisiados”, realmente lo decía en tono humorista, pero hoy voy a contar la historia de un hombre, el cual, se sacrificó para salvar a su grupo de investigadores y puso de manifiesto la falta de seguridad que sufrían los que trabajaban con reacciones nucleares, me refiero a Louis Slotin.

En 1946, Slotin se encontraba junto con otros físicos en un laboratorio trabajando en un experimento sobre fisión nuclear. En dicho experimento sujetaba dos semiesferas de aluminio alrededor de un nucleo de plutonio. Con una mano sujetaba la esfera superior de berilio, sujetándolo por un agujero en la parte superior, mientras que con la otra mano separaba las dos esferas mediante un destornillador, algo que no era habitual ni correcto. La semiesfera superior cayó y el nucleo de uranio se fisionó liberando grandes cantidades de radiación ionizante.

El inicio de la fisión fue observado por todos los científicos presentes, pero entonces Slotin, instintivamente, agarró rápidamente la semiesfera superior y la dejó debajo de la mesa deteniendo con su propio cuerpo la fisión nuclear, exponiendose así a grandes cantidades de radiación, pero salvando al resto de cientificos.

Si una persona está expuesta a pequeñas cantidades de dicha radiación puede provocar leucemia u otros cánceres, si estas expuesto a una gran cantidad entonces mueres en el acto, pero si estas expuesto a una cantidad elevada pero no lo suficiente como para matarte al instante, pasas a ser uno de los llamados “fantasmas vivientes”, primero enfermas, luego sufres una mejora y unos días más tarde terminarás muriendo cuando las células intestinales fallen.

Leuis Sloting justo después de salir empezó a vomitar, una reacción típica. Aparte de esto sufrió de fuertes quemaduras en las manos. Sus compañeros lo llevaron enseguida a un hospital, aunque él era consciente de que su suerte ya estaba echada, dijo: “Vosotros estareis bien, pero yo ya estoy acabado”. Murió nueve días más tarde, en presencia de sus familiares.

La nota oficial del suceso fué:

“Dr. Slotin’s quick reaction at the immediate risk of his own life prevented a more serious development of the experiment which would certainly have resulted in the death of the seven men working with him, as well as serious injury to others in the general vicinity.”

Muchos lo han criticado, debido a que el accindente se produjo principalmente por no seguir el protocolo, usando unas láminas para separar el berilio. No obstante, no puedo evitar preguntarme que hubiera hecho yo si hubiera estado en su situación.
Fuentes y más información:

The Secret Life of Louis Slotin
Fat Man and Little Boy Esa pelicula trata el suceso, aunque lo exagera y dramatiza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: